Suele decirse que no hay mal que por bien no venga. Por ello en Hammam Al Ándalus estamos seguros de que estos días de lluvia también tienen sus ventajas. Para muchos son días de sofá y manta e incluso de malhumor. Pero, ¿alguna vez os habéis parado a pensar en las ventajas que puede tener el agua de lluvia en nuestra ciudad y nuestro hogar?

Agua de lluvia, agua de vida

Como sabéis para nosotros el agua es uno de nuestros bienes más preciados. A veces no nos damos cuenta, pero el agua está presente en todo lo que hacemos. Si nos paramos a pensar en todas las acciones que realizamos desde que nos levantamos… Lo primero que hacemos es lavarnos la cara, ahí está el agua. Lo segundo, para muchos, hacer café, ahí está el agua… Y así, a lo largo del día, hasta que nos lavamos los dientes antes de irnos a la cama. Y todo eso comienza con la lluvia. Por eso hoy vamos a hablaros de algunas de las ventajas del agua de lluvia. Y vamos a daros algunas ideas de cómo aprovechar esta fuente de vida.

Ventajas del agua de lluvia

Uno de los beneficios del agua, especialmente en las ciudades de clima seco, es que limpia y humedece el ambiente. Mejorando la calidad del aire. La atmósfera está compuesta por agua y aire seco. Por lo que la humedad ambiental  es la relación proporcional de agua en el aire. La humedad ideal para el bienestar humano se encuentra entre el  40-70%. Por ello los periodos de lluvia mejoran la calidad del aire que respiramos.

El agua de lluvia está libre de cal y otros minerales, al ser recogida antes de llegar al suelo y filtrarse por las escorrentías naturales del sistema hidrográfico, no arrastra minerales, por ello el agua de lluvia suele ser potable. Si queremos almacenar y utilizar el agua de lluvia, hemos de tener en cuenta que tras un largo periodo de sequía, no se aconseja recoger las primeras horas de lluvia, ya que esta agua puede contener partículas contaminantes que estaban suspendidas en la atmosfera.

Cada vez más, existen sistemas de recogida y almacenamiento de agua de lluvia, adaptados a las necesidades de los hogares; estas iniciativas contribuyen a conseguir viviendas más respetuosas con el medio ambiente.

Cómo aprovechar el agua de lluvia

Si no dispones de un sistema profesional de recogida de agua de lluvia siempre podéis sacar un par de cubos bien limpios a la terraza o al balcón. Aún en este caso podréis aprovechar el agua de lluvia para un par de tareas de casa.

El agua de lluvia es ideal para regar las plantas, ya que les aportará oxígeno, sin arrastrar minerales ni agentes químicos.

También puedes aprovechar esta agua para fregar los platos del día, o lavar a mano alguna prenda delicada. Incluso se recomienda para lavarse el pelo.

Además, indagando sobre este tema hemos descubierto que existen formas muy originales  y curiosas que se basan en el aprovechamiento del agua de lluvia. Por ejemplo, existe un proyecto que consiste en aprovechar el filtrado de agua de lluvia para crear agua potable de sabores, a albahaca, a romero, etc. Esta idea dio lugar a un negocio llamado Casa del Agua.

Una última idea para disfrutar del agua de lluvia. La próxima vez que tengas prevista una visita Hammam Al Ándalus y la jornada se presente lluviosa, salta en los charcos de camino a nuestras instalaciones, diviértete como un niño, y piensa que cuando estés en Hammam Al Ándalus nosotros nos ocuparemos de que olvidéis que fuera el día está gris.