Se abren las puertas de nuestro paraíso acuático para quienes buscan lo extraordinario, lo diferente. Será el 18 de mayo, con motivo de la Noche en Blanco de Málaga, en la que hemos programado una actividad que consiste en visitas guiadas por los recintos del Hammam Al Ándalus en la Plaza de los Mártires 5. Se accederá en grupos reducidos de 20.00h a 1.00 h.

Se trata de una oportunidad única. Ha llegado el momento de que todos puedan conocernos y aprender de la cultura y los ritos de los baños árabes. Estamos aquí para acoger a los que deseen ampliar su sensibilidad y conocimiento, y así vivir el embrujo de esta noche cultural teniendo esta experiencia particular de ocio saludable.

Una vez dentro, mostraremos las instalaciones, las diferentes termas de agua templada, fría y caliente; la sala de vapor, la de masajes y el rincón del té. Todo ello respetando siempre nuestra penumbra relajante, los aromas que flotan y el silencio. Hay muchos detalles que sorprenden por su cuidada disposición, así como también resulta apasionante la arquitectura con reminiscencias de las construcciones árabes, de las que tantos ejemplos tenemos en nuestro país: celosías, arabescos, columnas, azulejos, bóvedas. Este sueño nocturno y primaveral se presenta como una ocasión ideal para viajar al pasado sin olvidarnos de estar aquí y ahora, y sabiendo cómo reinterpretar la historia en nuestro presente para aprovechar lo mejor que nos ha dejado.

En la web oficial http://www.lanocheenblancomalaga.com/ aparece nuestra actividad en el apartado Actividades y Visitas Extraordinarias. Precisamente, este año 2019 el tema de la Noche en Blanco es La vuelta al mundo. Por eso, hemos pensado que esta propuesta, sin salir de nuestra ciudad, regala la oportunidad de pasear a través del tiempo por un lugar que evoca antiguas tradiciones que fueron nuestras durante siglos y que hemos rescatado.

Recordemos que el nacimiento del baño público o hammam supuso en el Al Ándalus de la Edad Media una continuación de las termas romanas, una costumbre que se extendió como rito imprescindible no solo para la limpieza, sino para la vida social de la época.

Por todo esto, nos abrimos, nos damos, acogemos. Porque amamos nuestra ciudad y su cultura. Participamos en ella cada día desde que inauguramos en el año 2013, y mucho más lo hacemos con entusiasmo en esta noche de libertad. Queremos aunar esfuerzos para que todos sepan que existe este espacio singular, que recupera más de dos mil años de tradición y bienestar. Ven a conocer los espacios del agua que nos hacen más libres, más sanos y más fuertes en el amor y en el camino de aprender que solo cada cual puede hacer su camino. Ofrecemos cultura del agua, esa que siempre fue sagrada, buscada, amada, bienvenida, luz y encuentro en tiempos a veces oscuros, fuente de higiene y salud, de serenidad y armonía.