No falla, cuando llueve a todos nos apetece estar resguardados del frío en casa. Bajo las mantas, viendo una película o leyendo un libro y acompañados de un té caliente. Nos dan ganas de huir de la entropía de la ciudad y sus suelos mojados. Llenos de paraguas, atascos y transportes atestados de personas. Que intentan llegar puntuales a su destino. Esta podría ser una idea perfecta para un día de lluvia. ¡Pero hay muchas más! Así que, saca tu sonrisa, tus botas de agua y tu chubasquero. ¡Que tenemos planes!

Planes que apetece hacer cuando llueve

Descubrir los lugares donde ponen el mejor café de la ciudad

La escena resulta idílica. Una cafetería de grandes cristaleras que nos muestra la ciudad bajo una intensa lluvia. Dentro estamos a salvo. Suena una playlist de jazz. Y un café humeante y delicioso ya está entre tus manos. El Café Baraka en Granada, El último mono en Málaga, el Café de la luz en Madrid o el Café Gaudía en Córdoba son algunas de las muchas opciones que ciudad nos propone.

Una de palomitas

Solos o acompañados. Los días de lluvia apetece entrar en la sala de cine y ver un clásico del séptimo arte o una película de cine independiente. En la oscuridad se recrean historias que nos hacen emocionarnos hasta llegar a las lágrimas, reír a carcajadas o suspirar de amor. La magia de la gran pantalla. Todavía quedan lugares que apuestan por una variedad de propuestas de calidad como el Cine Albéniz en Málaga, el Madrigal en Granada, el Doré en Madrid o la Filmoteca de Andalucía en Córdoba.

Todo es mejor con el estómago lleno

Cuando llueve apetece cocinar esas recetas que no solemos hacer a diario. Un bizcocho, unas galletas, unos brownies… ¡El dulce llama a nuestra puerta! Y no vamos a ser nosotros los que digamos que no. Aprovecha ese rato para cocinar con los más pequeños de la casa. Os lo pasaréis bomba. Hay lugares como Granada, Málaga, Almería o Murcia donde son típicas las migas en un día de lluvia. Este plato elaborado con pan o con harina es lo primero en lo que piensan los habitantes de estas ciudades cuando comienza a chispear.

Descubre la belleza de tu ciudad

Y cuando nos referimos a belleza estamos hablando de esos rincones de la ciudad que con la lluvia se ven con una luz distinta y nos reenamoran. Pero también de esas moradas donde el arte es el único inquilino. El Museo Picasso Málaga, el Museo del Prado en Madrid. El Museo de Bellas Artes de Granada o el Museo Emilio Caraffa de Córdoba. Afuera llueve, pero nosotros no tenemos ninguna prisa. Ya que estamos rodeados de obras de arte. Y nos recreamos en cada uno de sus detalles. La vida puede ser maravillosa.

El hammam en días de lluvia

Cambiamos el agua que nos dejaría hechos una sopa del exterior por el agua en termas de diferentes temperaturas. Una limpieza en profundidad con un kesha tradicional. Y un masaje en profundidad, que nos harán salir como nuevos. Ya sabes que puedes disfrutar de este plan, que sigue el ritual de los baños árabes andalusíes, en cualquiera de las ciudades que conforman la colección Hammam Al Ándalus: Granada, Córdoba, Madrid y Málaga.