Ya está aquí el otoño. Y, como cada estación, trae consigo rutinas de belleza, salud y estilo de vida propias. ¿Te gustaría guardar un poco del bronceado que aún te queda en la piel del verano?, ¿quieres saber que tienes que hacer para que tu pelo luzca más sano? Este artículo es para ti, tanto si eres mujer, como si eres hombre. Porque cuidarse es cosa de todos.

otono-rutinas-belleza-cuidar-piel

Conserva tu cabello fuerte y sano

Sí,  otoño es la estación en la que las hojas caen de los árboles. Y del mismo modo las personas solemos perder pelo. Así que no te asustes si empiezas a observar que quedan más restos de tu cabello en la ducha, en la almohada o en tu cepillo. El cambio de estación nos afecta. Por eso nunca está de más que sigas estos consejos. Porque, además de hacerte bien, disfrutarás llevándolos a cabo. Una de las claves para que tu cabello luzca sano, fuerte y brillante es una buena alimentación. No olvides la vitamina A (zanahorias,  huevos….), La biotina (plátanos, fresas…). Y aumenta los alimentos con vitamina B (legumbres, levadura de cerveza  y frutos secos. El truco final conlleva relajación. Por eso,  un masaje para activar la circulación ayudará a que tu pelo crezca con más fuerza.

Guarda un poco del bronceado del verano

Octubre es el mes pleno del otoño. Los resquicios del verano ya casi han desaparecido Y tu piel cambiará su color progresivamente. Sin embargo, puedes alargar la vida de tu tez morena de forma totalmente natural. La clave está en la hidratación. Consume  alimentos  con los que conservarás el color por más tiempo:  sandía,  melón,  tomates,  zanahorias,  acelgas…. Asegúrate de hidratar cada día tu rostro y tu cuerpo. Además de mantener tu piel hidratada, estarás luchando contra el envejecimiento prematuro de la piel. El toque estrella lo trae una limpieza purificadora. El tradicional ritual del kessa  te ayudará en esta misión, ya que acaba con las impurezas y capas de piel muerta, al tiempo que activa la circulación e hidrata, ayudándote a mantener una epidermis sana por más tiempo.

Una alimentación basada en productos de temporada

Siempre es recomendable basar nuestra dieta en alimentos de temporada porque conservan todas sus propiedades y son más sabrosos. El otoño nos trae verduras de hoja verde, ricas en vitamina K y A, como las  acelgas, que nos ayudan a combatir las radicales libres. Pero además, están las uvas y granadas llenas de antioxidantes, que también retrasan el envejecimiento; y los higos con innumerables beneficios, como la prevención de la obesidad o el incremento de niveles de energía.

Muévete mucho

Incluir el ejercicio físico en nuestro día a día es beneficioso para muchas cosas. Nos ayuda a tener una piel más luminosa porque al movernos la estamos oxigenando y activamos la microcirculación sanguínea. Al igual que el ritual kessa nos ayuda a eliminar impurezas, con el ejercicio acabamos con las toxinas. Así que, como ves, el deporte nos aporta mucho más que una buena figura. Si esto no es suficiente piensa que vivirás más feliz, ya que hacer deporte genera endorfinas, las hormonas que producen sensación de felicidad.

Dedica un momento para ti

El verano ha sido intenso y eso se nota por fuera y por dentro. Tu piel y tu pelo estarán más resecos y la deshidratación será un hecho. Además, tu dieta se ha descontrolado, haciendo  que aparezcan esos kilos de más y una falta de rutina de buenos hábitos. No todo está perdido, así que no desesperes porque todo será más difícil. Respira y comienza tus nuevos retos uno a uno. Roma no sé conquistó en un día, recuerda. Te proponemos que te autoregales un momento para ti cada semana, algo que haga que desconectes y recargues las pilas para continuar en camino.

Es fácil caer en las garras de la pereza, pero si analizamos todas estas pautas de vida saludables observaremos que no llevan tanto tiempo y, a cambio, nos aportarán muchos más beneficios de los que esperamos. ¡Porque el otoño ha llegado para ser nuestro aliado!