Ya lo decía el Gran Maestro ruso de Ajedrez y escritor David Bronstein. “Jugar una partida de ajedrez es pensar, elaborar planes y también una pizca de fantasía”. Porque, añadía, “el ajedrez es imaginación”. Y de fantasía e imaginación saben mucho los más pequeños. Ayer se celebró en Hammam Al Ándalus el I Torneo Infantil de Ajedrez en el Agua de Madrid. Y fue todo un éxito.

Hammam Al Ándalus celebra el I torneo infantil de ajedrez en el agua en Madrid

18 niños y niñas de edades comprendidas entre los 8 y los 10 años acudían a nuestras instalaciones de Hammam Al Ándalus en Madrid. Fue ayer martes, 19 de abril. Daban las 18.00 horas en nuestros baños árabes situados en Calle de Atocha. Cuando todos los rincones se fueron llenando de ilusión y alegría. Estas emociones llegaban de la mano de los que fueron los protagonistas de la tarde. Los pequeños jugadores de ajedrez. Por un día, cambiaron su tablero tradicional por uno muy especial. Ya que flotaba sobre el agua templada de nuestras termas.

Hammam Al Ándalus celebra el I torneo infantil de ajedrez en el agua en Madrid

Un lugar único para jugar al ajedrez

“¡Esto es el paraíso! ¡Esto es el paraíso!”, exclamaba una y otra vez uno de los primeros chicos que entraba al hammam. “¡Qué calorcito hace aquí! Mamá, tienes que venir a ver esto”. El entusiasmo generalizado estaba presente entre los chicos y chicas que llegaron a nuestras instalaciones acompañados de sus padres y madres. Coordinando a este grupo de jóvenes talentos se encontraba el ajedrecista Carlos Andalón, profesor habitual de ajedrez de estos niños y niñas de Madrid.

Hammam Al Ándalus celebra el I torneo infantil de ajedrez en el agua en Madrid

“Vienen muy emocionados por la originalidad de la propuesta”, nos contaba una de las madres. “Creo que mi hijo está más concentrado en el agua que en el juego”. No faltaron los chapoteos varios, las sonrisas y las bromas, pero cuando el cronómetro marcó el tiempo del comienzo todos se concentraron en sus tableros y en el juego para dar lo mejor de ellos mismos y así poder hacerse con los premios del torneo. ¡Que gane el mejor!

Ajedrez en el agua

Pese a la juventud de los participantes del I Torneo Infantil de Ajedrez en el Agua de Hammam Al Ándalus en Madrid, la deportividad estuvo presente durante las casi dos horas que duró la jornada. “¡Jaque mate!” “¡Ilegal!” “¡He ganado!” “Ya veo tu estrategia”. Los pequeños ajedrecistas eran unos expertos del juego y se sabían al dedillo todas las reglas de este juego universal.

Hammam Al Ándalus celebra el I torneo infantil de ajedrez en el agua en Madrid

El sistema de juego del torneo fue el suizo, por lo que comprendía 4 rondas. Las bases del torneo se regían por el por sistema de juego eliminatorio (octavos de final, semifinal y final en ambas categorías) y siguiendo el reglamento de la FIDE, ritmo de juego “blitz”, ajedrez rápido, con tan solo 3 minutos por jugador + 2 segundos de incremento de la jugada.

Los ganadores del I Torneo Infantil de Madrid

Tras tres rondas de juego llegó el momento de la partida final. “¡Estaba esperando este momento! ¡Por fin podemos jugar cara a cara!” le dijo uno de los chicos a otro cuando supo que se enfrentaban en la vuelta de desenlace. Después de una jornada de ajedrez en vivo muy reñida, conocíamos los nombres del subcampeón Tomás Soriano y del campeón, Miguel Cervigon.

Los dos finalistas recogieron felices sus premios, el trofeo artesanal de estilo nazarí de Hammam Al Ándalus y una mochila y una camiseta de nuestros baños árabes. Además, el ganador recibió un premio único a esta categoría consistente en una tarjeta regalo de material deportivo valorado en 50€.

Hammam Al Ándalus celebra el I torneo infantil de ajedrez en el agua en Madrid

Con esta iniciativa Hammam Al Ándalus tiene como objetivo promover el aprendizaje del ajedrez en los centros escolares, ya que favorece el ejercicio y desarrollo de las aptitudes mentales de los más pequeños. Algunas de las ventajas que el ajedrez trae a la vida de los niños es la concentración de la atención, al igual que también favorece la memoria (asociativa, cognitiva, selectiva, visual) y la abstracción, el razonamiento, la empatía y la toma de decisiones, entre otros muchos puntos positivos.

Dinos lo que piensas