Estamos en plena Semana Santa. Las cadenas de televisión nos muestran imágenes de vírgenes y cristos procesionados. En muchas de nuestras ciudades es tradición que las procesiones se celebren cada día desde el domingo de Ramos y hasta el viernes santo. El miércoles Santo es un día especial en Málaga, ya que además de la Mediadora, los Salesianos, las Fusionadas, la Expiración, la Sangre y la Paloma, sale la procesión de El Rico. En este post te contamos más sobre esta leyenda.

El Rico, la procesión que libera un preso cada año

Cada año en Málaga un preso es liberado de la cárcel antes de cumplir su condena durante la procesión de Jesús El Rico. Para conocer los orígenes de El Rico tenemos que viajar al siglo XVIII, a 1759, momento oscuro para la ciudad de Málaga, que fue víctima de una epidemia de peste que se llevó por delante a muchos de sus ciudadanos. Las personas que pudieron sobrevivir a la muerte quedaron en un estado muy débil y por este motivo, durante este momento histórico de reinado de Carlos III, no se celebraron procesiones.

Curiosamente, la enfermedad no llegó de una manera tan contundente a la cárcel, aunque los presos estaban informados de todo lo que estaba sucediendo fuera. Sabían que no había hombres sanos para sacar los tronos en procesión. Por este motivo pidieron poder procesionar a El Rico. Aunque las autoridades tenían miedo de que fuese una excusa para escapar de la prisión. Y en este punto hay varias versiones de la historia.

Una de las versiones cuenta que, al no tener permiso, los presos se amotinaron y se fugaron de la Plaza de la Constitución, lugar donde estaba la cárcel en aquel momento, para sacar a Jesús el Rico en procesión. Cuando acabó el recorrido, volvieron a la prisión y justo en el momento en el que el último recluso volvió, la epidemia cesó. Otra de las versiones dice que las autoridades confiaron en los presos y les dejaron salir. Al acabar volvieron por su propio pie y Carlos III, conmovido por el cumplimiento de su promesa, le concedió a Nuestro Padre Jesús “El Rico” el poder de liberar a un preso cada año, como agradecimiento a los presos, que pese a su condena, demostraron su arrepentimiento y fe.

El Rico, la procesión que libera un preso cada año

Por eso, cada año, sin faltar ninguno, en la procesión de Jesús El Rico que se celebra durante el miércoles Santo, se libera a un preso por su buen comportamiento. La tradición dice que el preso tiene que seguir al El Rico durante la procesión por las calles de Málaga. El rey previamente ha firmado el Decreto de Libertad. A la altura de la sede de la Subdelegación del Gobierno se lee el Edicto de Libertad y Jesús El Rico le da la bendición con su brazo derecho, que tiene la particularidad de moverse para hacer el símbolo de la cruz, mediante un mecanismo.

La imagen de Jesús El Rico data de 1558 en la Hermandad de Jesús Nazareno en la capilla de la Veracruz del Convento San Luis del Real. En 1756 se aprobó como Cofradía independiente con el nombre de Jesús El Rico. Su recorrido comienza en calle Victoria a las 18.45 de la tarde, pasando por Alcazabilla, Císter, Plaza del Obismo, Molina Lario y Plaza de la Marina, haciendo una parada en la Alameda a las 22.10. Desupés sube por calle Larios pasando por Tribuna a las 00.15, para continuar su recorrido por Granada, Calderería, Carretería, Dos Aceras y acabar de nuevo en su templo, la Parroquia de San Felipe Neri.