El próximo 13 de agosto queremos que tu mirada esté en el cielo, avistando lágrimas de San Lorenzo. Como cada año, nos encantaría que vivieras con nosotros una de las noches más mágicas del verano. Que las estrella fugaces se conviertan en el recuerdo de una noche inolvidable. Te proponemos un baño mágico y una lluvia de meteoros, que vivas como nunca el hammam y la noche de las perseidas.

Las galaxias y las estrellas lejanas siempre fueron un misterio para la civilización, que era más propio de las leyendas de brujería que de hechos fundados. Europa se encontraba sumida en un oscurantismo, que estaba muy lejos del conocimiento y de la ciencia. Fueron los árabes los que trajeron a un plano más cercano la astronomía, construyendo tablas astronómicas en las que indicaban el movimiento y la posición exacta de los cuerpos celestes.

Danza de meteoros

Dicen que no hay época mejor para pedir deseos que durante una noche de verano. Cada mes de agosto sucede algo bellísimo en nuestros cielos. Unos cuerpos celestes parecen colarse en nuestra atmósfera a una velocidad muy alta. Nosotros las llamamos estrellas fugaces, perseidas o lágrimas de San Lorenzo. Pero son restos del cometa 109P/Swift-Tuttle, que fue descubierto por Lewis Swift y Horace Parnell Tuttle en 1862. Solo podemos ver su estela, consumiéndose cuando entran en contacto con la tierra. ¡Parece cosa de magia, pero se trata de ciencia, de astronomía!

Perseo y Medusa

Para los más soñadores también hay una historia mitológica que tiene como protagonistas a Perseo y a Medusa. El semidios puso fin a la vida de la gorgona de cabeza de serpientes y todos los años estos meteoros de alta intensidad giran en torno a la constelación que nos recuerda esta leyenda. Por este motivo se denominan perseidas. ¿Quién no quiere soñar con los ojos abiertos? Este espectáculo emociona al público de todas las edades.

Consejos para disfrutar de una noche de perseidas

Báñate en las estrellas: Un Viaje a Perseo

Para disfrutar de la excursión al exterior que organiza cada año Hammam Al Ándalus, alejada de la ciudad y de la contaminación lumínica, que nos permita ver con toda claridad el espectáculo de estrellas fugaces, constelaciones y la vía láctea, es recomendable seguir una serie de consejos para disfrutar al 100% de esta experiencia nocturna.

  1. Evita tener contacto con fuentes de luz y tu ojo se adaptará mejor a la observación.
  2. ¿Que en verano no hace frío? Eso es porque no has estado durante horas en plena montaña. Aunque sea agosto, las temperaturas bajan por la noche. Bajo ningún concepto te olvides de tu ropa de abrigo: un forro polar, un pañuelo para el cuello, guantes y pantalones largos. Además, es especialmente importante mantener los pies y la cabeza calentitos, así que no olvides llevar un gorro y buenos calcetines.
  3. Con tanto trasiego me está entrando un hambre…  Es normal que tanto desgaste de energía nos produzca hambre. Un aperitivo siempre es bienvenido para que la velada de observación sea más llevadera. ¡Nosotros nos encargamos de eso!
  4. Contaremos con material astronómico muy delicado. Consulta a nuestros monitores si te surge cualquier duda.

Vive como nunca el hammam

Báñate en las estrellas: Un Viaje a Perseo

¿Quieres vivir esta experiencia con Hammam Al Ándalus? Te invitamos a descubrir los misterios de las lágrimas de San Lorenzo en una excursión al exterior para hacer una observación astronómica. Consulta todos los detalles en nuestra página web para conocer cuáles son las condiciones específicas en cada ciudad: Madrid, Málaga, Granada y Córdoba. ¡Recuerda que las plazas son muy limitadas!  

¡No te quedes sin vivir esta experiencia!