Córdoba, capital de Al Ándalus; sede de la Mezquita; la ciudad donde Julio Romero de Torres pintó a la mujer morena: María Teresa López, alias La Chiquita Piconera… Un sinfín de expresiones, costumbres, platos gastronómicos, bebidas y costumbres definen la idiosincrasia de este pueblo que se caracteriza por ser uno de los más bellos de nuestro país. Si eres cordobés o has vivido aquí este artículo es para ti.

Sabes que eres de Córdoba si…

1- Te has comido una cuña de tortilla en el Bar Santos

This photo of Bar Santos is courtesy of TripAdvisor

¿Quién no ha sentido la necesidad de parar en este famoso bar junto a la mezquita al ver las enormes cuñas de tortilla que muestran sus expositores de hasta 6 y 7 kilos? Como es un sitio tan pequeño, lo más normal es que hayas acabado haciendo cola para pedir y al final te lo hayas acabado comiendo fuera, junto a la muralla de la mezquita. Ya te lo contamos en su día en nuestro blog, ¡no puedes decir que has visitado Córdoba si no haces una parada en este mítico lugar!

2- Dices un pego cada dos por tres

También vale un parche o una chominá, que son sinónimos de pego. Porque todo el mundo sabe que una persona parchosa es aquella que tiene mucha tontería encima. Parece que esta expresión puede proceder de la palabra pegote o del francés Louis Pegau. Pero, según la Cordobapedia, no se refiere a una persona tonta, “sino a una persona que atiende más de lo necesario a las nimiedades”.

3- Si defiendes que el salmorejo es un plato diferente a la porra antequerana


Esta foto de Taberna El Abanico es cortesía de TripAdvisor

El resto de habitantes del planeta tierra dirá que son dos salsas de tomate frías deliciosas y muy apetecibles en verano, pero que no encuentran la diferencia entre una y otra, más allá del nombre. ¡Error! Los cordobeses saben diferenciar un salmorejo con solo mirarlo y los malagueños-antequeranos una porra con la misma rapidez. ¡Ojo! Que hay por ahí teorías que dicen que el salmorejo puede compartir origen con Sevilla. Tú como cordobés defenderás que este plato es más cordobés que la mezquita.

4- Si vas al campo a hacer un perol

¿Quién no ha hecho un perol alguna vez en los Villares? Se denomina perol a salir fuera a hacer un perol (recipiente) de algo que has cocinado tú mismo. Es muy común hacer peroles en días tan señalados como la festividad de San Rafael, fiesta local de Córdoba, el 24 de octubre. También es muy cordobés sentarse en un rebate (escalón de entrada de una casa); que en tu cocina haya un pollete (encimera); y que en invierno te calientes con un bombo (lo que viene siendo una mesa camilla con su brasero).

5- Si cada dos frases sueltas un “Ea”

Y es que esta interjección tan corta y contundente se usa para expresar distintos significados, según la situación. La Cordobapedia nos ilustra. Ea puede servir para corroborar algo, es decir, como uso afirmativo. “Ea, a eso me refería”. También puede sustituir la interjección “¡hala!”, como por ejemplo, “Ea, ¡ya está el perro ladrando otra vez!”. Otro de sus usos es cuando alguien da algo por acabdo, “ea, pues ya está”. Esta expresión también se usa en lugares como Jaén o Castilla la Mancha.

6- Si te encantan las películas en La Filmoteca

10 cosas que solo entenderás si eres de Córdoba

Y es que, ¡qué lujo pertenecer a un lugar que cuenta con una institución que investiga y ofrece cine de culto desde 1987! La Filmoteca de Andalucía se caracteriza por ser un lugar de encuentro entre los cordobeses amantes del séptimo arte. Si no te encuentras metrajes que pertenecen a la memoria del patrimonio andaluz, descubres clásicos y referentes de la historia de este arte. Además, está en un lugar precioso, el antiguo Hospital de San Sebastián y cuenta con otras sedes en Granada, Almería y Sevilla. ¡Que viva el cine!

7- Si siempre que vas al centro cae una cerveza en El Correo


Esta foto de Bar Correo es cortesía de TripAdvisor

Y es que en todas las ciudades siempre destaca un lugar de encuentro. En Córdoba, este bar de apenas 12 metros cuadrados, suma ya casi 87 años de actividad. Es muy común entre los cordobeses reunirse allí a medio día o media noche para disfrutar de una cervecita. En su día se hizo famoso por implantar las tapas, que no eran muy famosas en esta época. En su día te lo contamos también en nuestro blog.    

8- Si mayo es tu mes favorito del año

10 cosas que solo entenderás si eres de Córdoba

Mayo es a Córdoba, lo que las flores a la primavera. Una explosión de aromas y colores. Una celebración entre ciudadanos y visitantes. Un mes de luz en el que da gusto pasear por sus calles y visitar sus rincones de embrujo. Durante el quinto mes del año se celebran las cruces de mayo, la batalla de las flores y también los patios. Mayo es el mes festivo por excelencia en la ciudad de la Mezquita. Como colofón, llega a su final con la Feria de Córdoba, en honor a Nuestra Señora de la Salud, patrona de la ciudad.

9- Si en vez de pedir un tinto de verano pides un Vargas

En el resto de España a la mezcla de vino y gaseosa la conocen como tinto de verano, bebida muy fría que pedimos sobre todo en verano y estaciones más calurosas. No pueden faltar su rodaja de limón y su hielo para hacerla perfecta. En Córdoba a este brebaje espirituoso y fresquito se le conoce como Vargas. En la Cordobapedia nos cuentan que el origen de este nombre proviene de la “Venta de Vargas”, lugar que regentaba Federico Vargas Martínez Mahedero y que fue el primer sitio donde se empezó a mezclar el tinto con sifón para que fuera más refrescante. 

Otras teorías apuntan a que este combinado  viene de la mezcla de Valdepeñas con gaseosa, “Valgas”. Aunque el acento cordobés ha derivado al nombre “Vargas”.

10- Sabes que el primer transplante de corazón de Andalucía se hizo aquí

Y se realizó en el Hospital Reina Sofía en el año 1986, un sitio que todavía hoy es pionero en transplante de órganos. También sabes otros datos relacionados con la ciudad, como que en verano solo se escucha hablar de ella por el calor que hace. Y no es para menos, ya que en algunas ocasiones han llegado a alcanzar los 48ºC.