Aviso de cookies

Estoy de acuerdo Este sitio web guarda pequeños fragmentos de información (cookies) en su dispositivo con la finalidad de ofrecer un mejor contenido y para finalidades estadísticas. Usted puede desactivar el uso de cookies modificando la configuración de su navegador. Navegar por nuestro sitio web sin cambiar la configuración del navegador hace que usted nos esté autorizando a guardar esta información en su dispositivo.

Historia de Hammam Al Ándalus

En el antiguo Al Ándalus, el baño público o Hammam era uno de los centros principales de la vida social. Actividad de carácter ritual, la higiene del cuerpo era considerada un acto de purificación religiosa. Sin embargo, el baño fue también un lugar de reunión, de descanso y de relación.

Cuando en el año 711 las tropas del Califato Omeya de Damasco, procedentes de Oriente Medio y el norte de África entraron en la península por Gibraltar se encontraron la tecnología de gestión del agua que habían creado lor romanos. Acueductos, saneamientos, termas. Una ingeniería que pronto adoptaron y que llegaron a elevar a cotas hasta entonces inalcanzables. De esta fusión de culturas surgieron los Hammams andalusíes, muy distintos a los baños públicos del resto del mundo.

En la España medieval había numerosos baños públicos en las ciudades mas importantes. Estos eran usados tanto por hombres como por mujeres, en rigurosos turnos desde la madrugada hasta las primeras horas de la tarde.

En general, los Baños Árabes Andalusíes solían contar con distintas estancias, como vestuario «bayt al-maslaj», las salas de agua fría «bayt al-baryt», templada «bayt al-wastani» y caliente «bayt al-sajun», y el horno de leña que también daba calor al suelo a través de canalizaciones de aire caliente basadas en la tecnología de los hipocaustos romanos. La sala principal, que ocupaba el centro, era la templada. Es también la estancia más grande, y donde la gente pasaba mayor cantidad de tiempo.

En la sala central, a la que se accedía tras pasar por la sala de masaje o la sala de vapor, era un lugar de descanso, para beber o para conversar.

La decoración de las estancias se componía de motivos geométricos, que daban un aire sencillo y acogedor al recinto. A ello contribuía la iluminación, producida de modo indirecto a través de varias pequeñas aberturas en el techo, en forma de estrella. En origen cubiertas por vidrios coloreados, dejaban pasar una luz tenue y matizada, creando un ambiente de paz y tranquilidad.Un espacio único en los cascos históricos de Granada, Córdoba, Madrid y Málaga, que recrea un ambiente propio de la España andalusí, cuando la península ibérica fue lugar de encuentro de las civilizaciones musulmana, cristiana y judía.

Evolucionamos con la solidez que dan las raíces que nos ligan a nuestra gran historia y cultura.

Somos protagonistas e impulsores de un patrimonio cultural andalusí, transmitido a través de los siglos y las generaciones. Sus aguas, perfumes y decoración no solo trasladan a los visitantes a la magia de una época pasada. También constituyen escenarios donde el visitante podrá dejarse llevar por la experiencia, la emoción y las sensaciones.

El grupo empresarial Hammam Al Ándalus se funda en 1998 y actualmente está formado por los Baños de Granada, Córdoba, Madrid y Málaga. Los Baños, ubicados en los cascos antiguos de las ciudades, son diferentes entre sí, respetando la cultura del entorno y fundamentándose en sus raíces históricas: Nazarí para Málaga y Granada, Omeya para Córdoba y Mudéjar para Madrid.

Las instalaciones del Grupo Al Ándalus son consideradas del más alto nivel en su sector. Su construcción, con el empleo de materiales tradicionales y de última generación, hace de su espacio un ejemplo de conexión entre las más antiguas tradiciones y el estado más novedoso de la tecnología actual.

Los Baños constan de tres ambientes con agua a distintas temperaturas lo que da  nombre a sus diversas salas: caliente, templada y fría. Completan el recorrido la sala de vapor, sala de reposo y la sala de piedra caliente donde se puede disfrutar de nuestro servicio más tradicional, el Ritual Al Ándalus. El cliente se siente transportado en el tiempo y se deja llevar a través de un viaje con el exotismo y sensualidad de la mítica Al Ándalus.

Hammam Al Ándalus - Granada

Son  los primeros Baños Árabes que se abrieron en España, cinco siglos después de su desaparición, con la expulsión de los últimos andalusíes. Situados a los pies de la Alhambra, el Hammam Al Ándalus de Granada rescata de nuestro pasado andalusí la esencia de lo que era un antiguo Baño Árabe.

El edificio que alberga los Baños Árabes data del siglo XIII-XIV y durante las excavaciones arqueológicas se hallaron pozas de agua. Tanto la estructura de la finca como su proximidad a la iglesia de Santa Ana, hacían pensar que eran de uso público. Este descubrimiento induce a creer que el inmueble adquirido para la puesta en marcha de los Baños Árabes se asienta en un antiguo Hammam.

Hammam Al Ándalus - Córdoba

Ubicados a pocos metros de la Mezquita y en el corazón de la ciudad cordobesa, estos Baños de arquitectura califal fueron los primeros abiertos en la capital, y constituyen ya un verdadero emblema de Córdoba.

Como símbolo de la etapa del Califato Omeya, Córdoba sigue íntimamente ligada a su historia.  los Baños Árabes más emblemáticos de Córdoba, atesoran uno de los espacios de obligada visita con más encanto de la ciudad.

Cada Hammam Al Ándalus ha respetado al máximo el entorno sobre el que se ha reconstruido. En Córdoba, la sala templada está ubicada en el centro, presidiendo todo el conjunto; aprovechando su situación, se modeló casi cuadrada y bajo una espectacular bóveda estrellada que deja pasar la luz natural y nos hace retraernos en el tiempo.

Hammam Al Ándalus - Madrid

Se asientan en un aljibe centenario ubicado en pleno centro de Madrid, en el antiguo barrio árabe, ahora, barrio de La Almudena (antigua almudaina). Un espacio de sosiego en medio del frenesí de una ciudad donde la antigua tradición del baño árabe conserva todos sus beneficios. 
De un sencillo y acogedor estilo mudéjar, el ambiente de intimidad y tranquilidad se hace presente desde el mismo momento en que nos sunmergimos en cualquiera de sus termas.
Todo el  estrés y  el  agotamiento  diario pueden olvidarse una  vez  que  se  cruza el umbral del hammam y nos dejamos llevar por los estímulos del agua y la hospitalidad.

Hammam Al Ándalus - Málaga

Hammam Andalus abre sus puertas en Málaga en 2013 tras más de diez años estudiando y elaborando un detallado y cuidado proyecto arquitectónico y de estilo Nazarí. El enclave elegido es la Plaza de los Mártires, en plena zona de los 
museos de Málaga, en un edificio que albergaba un antiguo horno de pan situado junto a la torre Mudéjar de la Iglesia de los Santos Mártires. La detallada decoración de este monumental Hammam está totalmente inspirada en la época en la que Málaga era el puerto de entrada del reino Nazarí de Granada.

El edificio es pionero en España con un sistema de alimentación energética basado en la geotermia que envía el agua a 150 metros de profundidad para obtener del subsuelo la temperatura ideal para las distintas termas.